Sostenibilidad, es una palabra muy utilizada últimamente, la sociedad apuesta por ella, se buscan soluciones sostenibles e incluso se premia a quien las aporte.

Pero ¿qué es realmente la sostenibilidad? Por definición Sostenibilidad es satisfacer necesidades actuales sin comprometer la capacidad de las próximas generaciones, asumiendo que los recursos naturales no son una fuente inagotable.

O dicho de otra manera encontrar el equilibrio entre crecimiento económico, cuidado del medio ambiente y bienestar social.

De esta definición surge el concepto de desarrollo sostenible que trata de garantizar las necesidades actuales sin perjudicar a las futuras generaciones.

Con la aprobación de la agenda 2030 se aprobaron también los objetivos del desarrollo sostenible.

Son 17 objetivos de desarrollo sostenible, que incluyen los retos más importantes para el ser humano en los próximos años: tales como erradicar la pobreza, educación de calidad para todos, combatir el cambio climático, conseguir una energía asequible y no contaminante…

Más información aquí:

Estos objetivos son muy complejos y necesitan abordarse de manera integrada, ya que es la única manera de preservar y proteger la vida en nuestro planeta. A nivel individual, podemos hacer pequeños cambios que ayuden a alcanzar estos objetivos. Cada pequeña acción cuenta.

Formas de contribuir a un mundo más sostenible con pequeñas acciones individuales

CONSUMO RESPONSABLE

Tomar conciencia es el primer paso, solo así conseguiremos una transformación social.

La manera en la que nos alimentamos tiene mucho que ver con algunos factores que afectan por ejemplo a la deforestación, se necesitan extensiones muy grandes de cultivo para alimentar a la ganadería industrial (pollos, cerdos, vacas…) que después forman parte de nuestra dieta.

Una posible solución sería evitar consumos innecesarios, priorizando siempre productos de producción local y comercio justo.

ECONOMIA CIRCULAR

Reutilizar recursos, objetos o materiales que antes se consideraban un desecho, aprovecharlos para otros usos. Comprar ropa o muebles de segunda mano, o darle una segunda vida a objetos cotidianos, son algunos ejemplos fáciles de llevar a cabo.

También a nivel industrial se pueden aprovechar recursos con cosas que antes se consideraban residuos y crear materiales sostenibles. Como por ejemplo crear ropa a partir de plástico reciclado.

Reducir el desperdicio alimentario también potencia la economía circular, cada año se desperdician en España 7 millones de toneladas de productos alimenticios. Hacer Compost es una actividad individual que podemos llevar a cabo.

MOVILIDAD SOSTENIBLE

Desplazarse a pie siempre que podamos dentro de la ciudad es una buena práctica para darle un respiro al planeta. En caso de que no sea posible por distancias o logística optar siempre por transporte público o bicicleta.

REDUCIR EL USO DE PLASTICO

El uso del plástico está tan difundido, que su reciclaje se ha convertido en uno de los principales objetivos para reducir los residuos existentes.
A nivel individual, podemos priorizar la compra de productos a granel, o en envoltorios sostenibles.
Sustituir recipientes de plástico por vidrio o aluminio, que son materiales más fáciles de reciclar y tendrán una segunda vida útil.

Formas de contribuir a un mundo más sostenible con acciones en nuestra empresa

Así como a nivel individual podemos llevar a cabo acciones para mejorar la sostenibilidad, a nivel de empresa, también podemos hacer algunas mejoras, que crearan un fuerte impacto a nivel ambiental.

REDUCE TU HUELLA AMBIENTAL

La huella ambiental o huella de carbono es la cantidad de todas las emisiones de gases de efecto invernadero emitidas por efecto directo o indirecto a través de la actividad que desarrolla dicha empresa.

Para reducir la huella de Carbono primero hay que calcularla,y después hacer un plan de reducción con las acciones que podemos llevar a cabo para disminuir emisiones

ANALIZA Y DISMINUYE EL CONSUMO ENERGÉTICO

El consumo energético en la industria tiene efectos negativos, ya que es el responsable del 21% de las emisiones de gases nocivos del todo el planeta.
Analizar a fondo el consumo de nuestra empresa, es la clave para poder disminuir la cantidad de energía empleada. Esto nos permitirá utilizar la energía de una manera más eficiente, reducir costes y emitir menos gases nocivos.

PRIORIZA PROVEEDORES LOCALES Y CON COMPROMISO AMBIENTAL

Siempre que sea posible, es recomendable utilizar proveedores locales y así reducir el transporte de nuestras materias primas para preservar el medio ambiente.

Las ventajas son infinitas, podemos ahorrar materiales de embalaje, productos químicos de conservación y potenciar la economía local. Se reducen los gastos y residuos generados por el transporte de largo recorrido.


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.